Semana de la economia colaborativa

Del 2 al 8 de mayo, más de veinte ciudades del mundo celebrarán la Semana de la economía colaborativa: ocho días para celebrar, practicar y difundir la cultura del compartir.

En todo el mundo están surgiendo nuevas formas de hacer, pensar, diseñar, trabajar, comprar, vender, intercambiar, fabricar, viajar, enseñar, aprender y financiar entre pares. En las ciudades de América latina florecen los espacios de coworking y makerspaces, se testean las primeras plataformas para compartir viajes en auto y aparecen sistemas de bicicletas públicas y gratuitas. Los tradicionales mercados del productor al consumidor se difunden cada vez más gracias a internet, al igual que los huertos comunitarios.

La web intensifica la circulación de objetos usados entre pares, tanto a través de plataformas de compraventa como de regalos, donaciones, préstamos y alquileres. El crowdfunding se populariza cada vez más, tanto en proyectos artísticos como sociales, y las finanzas entre particulares permiten independizar las necesidades económicas de los bancos. Cada vez más gente olvida los hoteles y se hospeda en casas particulares. Los bienes y servicios que usamos cada día se asimilan al software y los contenidos digitales: lo importante no es poseerlos, sino acceder a ellos.

Todos los días, los grandes diarios de América latina reflejan alguno de estos cambios. Sin embargo, no hablan de economía colaborativa: no hay conciencia de que cada una de estas tendencias forma parte de un movimiento más grande. Por eso, la Semana de la economía colaborativa se propone difundir la idea de un cambio transversal que horizontaliza las relaciones de poder y los medios de producción. Es una iniciativa de Minka Banco de las redes para visibilizar estos nuevos modelos y apoyar y difundir el trabajo de quienes los impulsan, en conjunto con otras redes y organizaciones locales, nacionales y regionales.

Para eso, se están preparando actividades gratuitas, descentralizadas y autogestionadas en más de veinte ciudades, de México a la Patagonia. Mercados de intercambio, jornadas de fabricación digital, días de coworking abierto, debates sobre finanzas colaborativas, talleres sobre economía creativa, gratiferias, encuentros de consultoría colaborativa, proyectos conjuntos, viajes compartidos y fiestas de crowdfunding son algunas de las propuestas de la agenda.

Minka es una red de personas y colectivos interesados en difundir, aprender y articular experiencias de economía colaborativa. En su nuevo sitio web (lanzado a fin de mayo) podrás: acceder a un catálogo online con herramientas y soluciones colaborativas de todo el mundo, encontrar los recursos necesarios para llevar adelante distintos proyectos (financiamiento y voluntariado, saberes y conocimientos, equipamientos e infraestructuras, contactos, apoyos para la gestión de diversos temas, entre otros) e intercambiar experiencias con grupos de todo el mundo a través del mapa abierto de organizaciones.

Los actores de la economía social y solidaria se suman también a esta presentación y exploración de modelos alternativos que es la Semana de la economía colaborativa. La programación completa puede consultarse en el sitio minka.me, ciudad por ciudad.

La Semana de la economía colaborativa coincide en tiempo con otros eventos colaborativos que suceden en distintas partes del mundo, como la primavera del compartir impulsada por Shareable -que al sur del Ecuador es un otoño- y con el OuiShare Fest que ocurrirá en París del 5 al 7 de mayo. Desde el sur impulsamos este movimiento global, en busca de mayor participación, sustentabilidad, horizontalidad, transparencia y humanidad.